Nuestra Historia

Don Federico Casaccia Solari, nacido en Rapallo, Italia, llegó a Chile a los 15 años, buscando nuevas oportunidades de vida en esta parte del mundo. En 1933 decidió iniciar su propio negocio con el objetivo de llegar a ser un líder en el campo textil y en 1959, su empresa se transformó en Sociedad Anónima. Posteriormente, su hijo Federico Casaccia Canessa, continuó trabajando en la fábrica asumiendo la dirección de ésta y logra cumplir el objetivo de su padre: llegar a producir las mejores frazadas del país. Actualmente su hijo Federico Casaccia Basso es el Gerente General de la empresa, quien ha logrado mantener la calidad de los productos y el posicionamiento de las frazadas El Castillo en la mente de los consumidores, en un mercado cada vez más competitivo y exigente para la industria textil chilena,comenzando también la expansión internacional. Frazadas El Castillo ofrece productos de una calidad superior y mayor termicidad debido a la tecnología de la Triple Torsión del hilado, que permite mantener microcápsulas de aire entre las fibras, además de una reconocida durabilidad. El resultado de lo anterior es un tejido fino que está destinado a ser parte de las reliquias de las familias para las generaciones futuras. 

“La tradición aún se está tejiendo”


MISIÓN

Continuar produciendo las mejores frazadas del mercado, de principio a fin bajo un mismo techo, manteniendo orgullosamente la tradición, técnicas y los altos estándares de calidad establecidos por los fundadores italianos desde hace más de 80 años.

Misión


VISIÓN

Abrigar con Calor Natural a todas aquellas personas que aprecien la calidad de las fibras naturales.  

Visión


Valores

Respeto por el ambiente y entorno.

Operación basada en la seguridad, responsabilidad social y ambiental.

Integridad y transparencia hacia nuestros clientes.

Compromiso con los trabajadores y clientes.

Eficiencia y eficacia en el desarrollo de todas las actividades.