Cualidades y Beneficios

  • 100% Fibra natural virgen.

  • Suave, lujosa, única y bonita.

  • Retarda el fuego.

  • Resistencia natural a las manchas.

  • Aislante, protege el cuerpo del calor y del frío.

  • Higroscópica, absorbe la humedad.( respirable )

  • Resistente a la formación de electricidad estática.

  • Buena mantención de su apariencia.

  • Larga duración.

  • Biodegradable y ecológica.

El principal beneficio de la lana es su capacidad térmica única, pues entrega un calor que se distribuye en forma pareja. En Frazadas El Castillo, se utiliza la técnica del hilado con Triple Torsión, que permite que las fibras de lana atrapen bolsas microscópicas de aire, formando microcápsulas, que generan un gran equilibrio térmico.

La lana puede absorber hasta un 30% de su peso en humedad sin que se sienta mojado, a diferencia de otras fibras sintéticas usadas en ropa de cama, que sólo absorben entre un 1 y 2 % de agua antes de sentir lo mojado. Además, la humedad absorbida puede ser transmitida a través de las fibras de la lana hacia el exterior, evitando que se sature. Por esto, la transpiración no se adhiere a la piel permitiendo la evaporación y regulación del mecanismo de control de la temperatura del cuerpo, lo que hoy en día a esto se le llama “tela respirable”.

Por otro lado, tanto las frazadas como los chalones de lana mantienen su buena apariencia a través de los años de uso y limpieza regular. También son difíciles de romper debido a la elasticidad natural de la fibra de lana, que pueden estirarse y doblarse pero luego vuelven a su forma natural. Lo anterior se incrementa fuertemente con nuestra técnica de Triple Torsión del hilado por lo que hay menos posibilidades de perder su forma.


Instrucciones de Lavado

  • Lavar en agua fría, no mayor a 20° C, con detergente suave

  • No usar cloro

  • No lavar en seco

  • No usar secadora

  • Secar a la sombra

  • No planchar


Eliminación de manchas

La rapidez es la mayor garantía de éxito. Las manchas desaparecerán si son tratadas de inmediato. Siempre mantenga una selección de materiales de limpieza en un lugar de fácil acceso para que pueda actuar con eficiencia en caso de un derrame de líquido o una mancha.

Los limpiadores básicos son:

  • Detergente no-alcalino para lana.
  • Detergente para lavado en seco.
  • Pequeña esponja (de color neutro), géneros limpios absorbentes y papel toalla o tissue.

Cuando intente eliminar una mancha, asegúrese que la frazada esté seca antes de proceder al tratamiento. Elimine la fuente de la mancha de la siguiente manera:

  • Absorba los líquidos aplicando presión con un papel toalla o con un género absorbente seco. (Ej: Cerveza, helados, mostaza, etc.)

  • Los sólidos levántelos con una cuchara o con un cuchillo (mantequilla, crema, chocolate, etc.)

  • Cepille manchas adheridas a la superficie no frote con las manos.

  • Tome una esponja o un género blanco limpio y aplique una pequeña cantidad de limpiador cada vez. Seque trabajando de afuera hacia adentro de la mancha para evitar que se desparrame.

  • No moje excesivamente para evitar que la mancha se agrande o dañe el tejido. No frote ya que agrandará la superficie de la mancha y distorsionará la textura de la frazada.

  • Una vez que el limpiador ha eliminado la mancha, elimine el exceso de humedad del área tratada aplicando presión con una toalla de papel o un género absorbente seco.

  • Enjuague aplicando agua limpia a temperatura ambiente usando una pequeña esponja o un género limpio, nuevamente trabajando de afuera hacia adentro en el área afectada. No frote con las manos.

  • Elimine el exceso de agua.