Como elegir tu frazada?

En primer lugar, debemos tener claro qué es lo que buscamos, porque existen varios tipos de frazadas.

Por lo general, las podemos dividir en frazadas sintéticas y de fibras naturales. Las frazadas sintéticas son todas aquellas que están hechas de materiales sintéticos, que por lo general son plásticos, como poliéster, acrílico, polar y fibras recuperadas/recicladas. Las hechas de fibras naturales están hechas con fibras que vienen de la naturaleza, como algodón, lino, alpaca y lana.

Ahora veremos de manera resumida las características de estos dos grupos:

  1. Frazadas sintéticas: Tienen buena resistencia a los lavados (dependiendo de la calidad de la fibra que se utilice), no permiten que la transpiración salga al exterior (no son higroscópicas), entregan un calor húmedo, no son ecológicas (como son materiales sintéticos, son plásticos, por lo que contaminan y deben pasar miles de años para que se degraden) y son económicas.
  2. Frazadas de fibras naturales: Tienen buena resistencia a los lavados, son naturalmente respirables (permiten que la transpiración salga al exterior porque son higroscópicas), entregan un calor seco y confortable, son ecológicas porque provienen de fuentes renovables y se degradan luego de unos meses, convirtiéndose en abono, pero no son tan económicas como las sintéticas.

Teniendo en cuenta lo anterior, debemos preguntarnos…qué necesitamos?

Si solo buscamos algo económico, lo ideal será una frazada sintética. Pero si buscamos un producto que nos abrigue de verdad y que dure muchos años, debemos elegir una frazada de lana de oveja  (Las frazadas de algodón son pesadas y no abrigan tanto como la lana). OJO! Aquí hay un dato importante!...siempre pensamos que las frazadas sintéticas son más económicas que las de lana, porque, al momento de la compra, efectivamente lo son, pero si consideramos la durabilidad del producto, CAMBIA LA COSA!...una frazada sintética económica, está hecha de materiales baratos, por lo que no durará más de un año. Una frazada de lana natural y de calidad, si bien es más cara, durará por lo menos 20 años! De esta forma, si dividimos el precio de la frazada por la duración, la de lana es más barata que cualquier sintética y la calidad del abrigo que entrega es superior!

Si te gustó déjanos un comentario

  • * Campos Obligatorios