Comprar un juego de sábanas parece una de las tareas más sencillas a las que te puedes enfrentar. No obstante, existe un amplio mundo en el cual podemos elegir una gran variedad de factores, que harán del juego de sábanas nuestro aliado perfecto para el descanso.

Uno de los factores más importantes es con qué material está fabricada la sábana y que ventajas tiene cada uno de ellos. No hay que dudar a la hora de analizar bien estos detalles, ¡una elección adecuada es una garantía asegurada!

¿Hacemos un repaso a los materiales y composiciones más destacados?

En el mercado existen muchos tipos de sábanas. Generalmente se clasifican según su composición.

Éstas pueden ser:

  • 100% Algodón: éste es un material completamente natural. Al ser una fibra natural, tiene como propiedad la higroscopicidad, que permite al algodón absorber la humedad que emite nuestro cuerpo al transpirar y llevarla al exterior, es decir, es un tejido naturalmente respirable.  Lo anterior hace que además sean frescas y suaves.
  • Polycotton: es una tela fabricada a partir de diferentes mezclas de materiales, pero comúnmente estas sábanas están hechas de 50% algodón y 50% poliéster. Si bien no es tan suave y flexible como una 100% algodón, es una tela firme y resistente.
  • Algodón Egipcio: mundialmente conocido por su calidad y es reconocido como el mejor algodón del mundo debido a su suavidad y sus largas fibras, que permiten hacer un tejido resistente. El algodón egipcio es cosechado a mano para garantizar los niveles más altos de pureza, además gracias a esta práctica no se pone en tensión ninguna de sus fibras, a diferencia de la cosecha mecánica tradicional. Por su exclusividad y su calidad, este tipo de algodón es uno de los más codiciados y caros del mercado textil.
  • Algodón Pima: Es un tipo de algodón originario de Perú. Es de fibras largas, lo que permite hacer un tejido resistente. Es conocido por su suavidad, brillo, resistencia y es más económico que el algodón egipcio.
  • Lino: Son una de las sábanas más caras. Al estar hechas de lino, que también es una fibra natural como el algodón, es un tejido naturalmente respirable, lo que otorga confort a la hora de dormir. La ropa de cama de lino es ideal para los climas cálidos, pero el mayor problema es que se arrugan mucho.
  • Sintéticos: Como la microfibra y el poliéster. Son materiales sintéticos, por lo que no son respirables (higroscópicos), no son biodegradables ni ecológicos, pero son más económicos y más fáciles de planchas.
  • Polar: las usan durante el invierno. Si bien dicen que son “calentitas”, lo que ocurre es que, al ser un material sintético, no es higroscópico, es decir, no es una tela respirable. Lo anterior hace que la humedad del cuerpo (transpiración) no salga al exterior, por lo que se produce un calor húmedo, no confortable. Además, no son biodegradables ni ecológicos, pero son más económicos y no se pueden planchar.

Esto es todo lo que deben saber de los materiales más destacados para el juego de sábanas que más vaya contigo.

Es hora de ponerse manos a la obra y elegir correctamente la sábana que te permitirá tener ese descanso tan merecido y necesario, ¡y en las mejores condiciones!

Mira todas las sábanas en nuestra tienda Frazadas el Castillo