No tiene artículos en su carro de la compra.

Subtotal: $ 0

Nuestro Proceso

Conoce cómo fabricamos nuestras frazadas

  • 1) STOCK DE LANA: El proceso productivo de la frazada comienza con la selección de la más alta calidad de vellones nacionales, los cuales se lavan, dejando la lana limpia para ser trabajada.
  • 2) SELECCIÓN: Una vez lavada, hay que decidir si la lana va a formar parte del lado crudo de la frazada o si va a ser del lado del color. De ser así, pasa al proceso de teñido, sino directo al cardado.
  • 2) TEÑIDO: para teñir la lana, hay que sumergirla en grandes cubas, utilizando colorantes de alta calidad, resistentes a la luz, al roce y al lavado, por lo que las frazadas no pierden su color a pesar de los años de uso. Las mezclas para realizar los colores son cuidadosamente preparadas y pesadas.
  • 3) CARDADO: Proceso en donde se cepilla y peina la lana para dejar sus fibras paralelas, convirtiéndolas en un manto uniforme y delgado, el cual es dividido y enrollado, para llevarlo al proceso de hilandería, donde será torcido. La máquina de cardado realiza algo así como un cepillo de alambre mecánico.
  • 4) HILADO: En este proceso la lana cardada es estirada y retorcida para darle mayor elasticidad y resistencia al hilo para que pueda soportar los choques del telar mientras se teje. Aquí, las fibras son retorcidas para obtener el hilo. En esta fábrica se utiliza la técnica de la TRIPLE TORSIÓN, que implica que para lograr el hilo grueso que se usa comúnmente en la fabricación de las frazadas comunes, en El Castillo se utilizan dos hilos delgados previamente retorcidos, los cuales se juntan y se hace un solo hilo grueso, que también es retorcido, por lo que se tiene una fibra sumamente amarrada y llena de estrías, que cuando se juntan para hacer una tela "doble faz", no calzan a la perfección, formándose microbolsones de aire, lo que implica que las frazadas ganan en termicidad y duración.
  • 5) TEJEDURÍA: Proceso donde se teje la frazada. Se utilizan telares que garantizan una calidad óptima.
  • 6) REVISADO: Se revisa la tela por sus dos lados, centímetro a centímetro, para que la tela no tenga ningún defecto, y de ser así, se corrige.
  • 7) PERCHADO: Le da la textura suave y peluda tan característica de la frazada, de manera que quede aire entre sus fibras, haciendo que las frazadas sean más térmicas.
  • 8) ENHUINCHADO Y TERMINACIÓN: Se coloca la huincha y etiqueta, luego pasa a sección de Control de Calidad, donde nuevamente la frazada es revisada y peinada cuidadosamente, para luego ser embolsada y distribuida a lo largo de todo Chile.